Colombia - Bogotá. Los comerciantes opinan que la reapertura de las bahías, podría generarles un aumento en las ventas. El servicio será gratuito en cerca de 30 mil sitios públicos habilitados en vías intermedias y locales de la ciudad. Los carros podrán permanecer allí entre 90 a 180 minutos, según la zona.

Aunque la Secretaría de Movilidad dijo que aún falta una revisión del documento por parte de la Secretaría Privada del Distrito, el proyecto de decreto que reglamenta esta medida (aprobada por el Concejo en diciembre del 2007) está listo y a la espera de la firma del alcalde Samuel Moreno. Durante 7 años estuvo prohibido el parqueo en las bahías.
Luis Bernando Villegas, secretario de Movilidad, explicó que para reglamentar la norma fue necesario realizar un inventario de bahías en la ciudad, teniendo en cuenta algunas prohibiciones contempladas en el Código Nacional de Tránsito.

"En ese inventario detectamos que existen 5.067 bahías habilitadas para parquear", dijo.

Los conductores de carros particulares podrán usar las bahías situadas en zonas residenciales, comerciales o de uso mixto por un tiempo máximo de 90 minutos (hora y media).

En las zonas industriales, los vehículos de carga podrán hacerlo durante 180 minutos (tres horas). El horario de parqueo será entre las 7:00 de la mañana y las 7:00 de la noche.

De 7:00 de la noche en adelante no se limitará la permanencia de los vehículos en las zonas residenciales, de uso mixto e industriales. Y en las zonas comerciales la permanencia de los carros será de máximo 180 minutos (tres horas).

El concejal Omar Mejía Báez, autor de la iniciativa, explicó que "el control del correcto uso de estos espacios por parte de los conductores y el cumplimiento de los horarios establecidos debe estar regulado por las autoridades policivas".

"Una vez se firme el decreto -agregó Mejía- la Administración deberá restituir en el menor tiempo posible los espacios públicos que fueron cerrados durante la prohibición, los que presentan invasión de vendedores ambulantes y en los que hay personas que cobran por vigilar los carros".
Para evitar problemas en la movilidad vehicular, el decreto impone restricciones al parqueo en las bahías anexas a vías de la malla vial arterial y en las situadas en curvas y paraderos de transporte público.

Lo que está prohibido

También se prohibe estacionar en las bahías ubicadas en espacios que hagan parte de andenes, zonas verdes, jardines, antejardines y frente a instalaciones de las Fuerzas Militares y de Policía, organismos judiciales y sedes diplomáticas.
Estos espacios deberán ser señalizados por la Secretaría de Movilidad para mayor claridad de los conductores.

Los antecedentes

Las bahías de parqueo ocasionaron un duro forcejeo entre los comerciantes, los conductores de vehículos particulares y el gobierno distrital desde cuando fueron prohibidas en junio del año 2000, cuando entró en vigencia el POT.

Sin embargo, en septiembre de 2006, la Corte Constitucional ratificó la definición de bahía de estacionamiento y dejó en manos de las administraciones de cada municipio la posibilidad de que estas existan o no en diferentes zonas de grandes ciudades.

Fenalco Bogotá afirmó que con esta reglamentación no se afectará la movilidad de la ciudad y se beneficiarán tanto el comercio como los consumidores. Durante los años de prohibición, la multa por parquear en una bahía era de 204 mil pesos. El vehículo, además, era llevado a los patios.

Cuatro voces opinan sobre la apertura de las bahías

"Es bueno que abran estos espacios porque están baldíos y hay que aprovecharlos. Además, son muy útiles cuando uno tiene que hacer vueltas rápidas por aquí cerca", dice Adelmo Arévalo, un empleado.


"Para los que trabajamos todos los días en moto es muy bueno que habiliten las bahías porque muchas veces no encontramos dónde parquearnos. Máximo me gasto 20 minutos en hacer una diligencia", dice Óscar Gualteros, motociclista.

"Habilitar estas bahías es muy bueno para las personas que vivimos de cuidar carros. Cuando la gente le da plata a uno me puedo ganar hasta 15 mil pesos al día", dice Orlado González, cuidador de carros.

"Me parece excelente para los comerciantes que tenemos bahías al frente. Nuestras ventas se pueden incrementar. Lo difícil es controlar los tiempos de parqueo, habría que poner policía en cada bahía", dice Germán Martínez.

Por lo visto ganan muchos, pero ojo con dejar su vehículo desprovisto de seguridad, no está demas instalarle una alarma, un candado de seguridad, o estar pendiente de el y demorarse en las diligencias.

Fuente: AP