Debido a los constantes accidentes cuando llueve, la Secretaría de Tránsito de Medellín está pintando las señales con una pintura que reduce el riesgo.

Cada vez que el cielo se nubla, los motociclistas la ven negra. Por muchas razones, porque se mojan antes que se puedan poner el impermeable que los cubre o porque hay que escampar debajo de un puente, retrasando el camino. Y también, porque las calles se ponen resbalosas.

Andrés Valencia tiene una AKT 125 que compró hace un año y está a punto de venderla porque la lluvia ha sido inclemente con él, pero sobre todo las calles, porque ya son muchas veces que la moto le ha patinado en los avisos pintados sobre el asfalto.

"Cuando empieza a llover me pongo el impermeable y así uno puede seguir manejando, pero empiezan los riesgos, porque muchos de las señales de tránsito que están en la calle son muy peligrosas, no me he caído porque Dios es muy grande", dijo Andrés.

De hecho, Henry Agudelo, reportero gráfico de este diario registró el preciso momento en que una moto donde viajaba una pareja, resbala y ellos dos caen sobre el piso.

"Es que son muy peligrosas, en especial cuando llueve. Además porque la mayoría de los carros no nos ven. Es como si desapareciéramos de la faz de la tierra, así que el riesgo es doble, por que muchas veces no podemos evitar lo que está pintado sobre la calle", concluyó Andrés.

La respuesta oficial
La situación ha sido tan crítica, que debido a las quejas de los usuarios, en especial de los motociclistas, que la Secretaría de Tránsito y Transporte, viene desde hace por lo menos un año y medio trabajando el tema de mejorar la pintura para la señalización horizontal.

Juan José Roldán, es el funcionario encargado de este tema en la Secretaría. Según él, el problema se comenzó a enfrentar desde hace un poco más de un año y medio, cuando las quejas de los motociclistas se incrementaron.

Entonces se inició un trabajo con los proveedores de pintura para las vías de la ciudad, con la finalidad de buscar una pintura que ayudara a resolver el problema.

Los proveedores hicieron pruebas y se le presentó a la Secretaría una nueva pintura, antideslizante que fue probada por miembros de clubes de motos.

"Esas pruebas se hicieron en la calle 51 con la carrera 66 y la mayoría de las personas que estuvieron allí, aprobaron el resultado", afirmó Juan José.

La empresa proveedora certificó que la pintura tenía la misma calidad exigida en normas americanas y europeas y la Secretaría de Tránsito inició el proceso de pintar, en especial, las cebras y los pasos peatonales de colegios.

Este nuevo producto tendrá dos etapas de aplicación. La primera es la pintura de plástico en frío con textura antideslizante, que ya se aplicó en la avenida de El Poblado desde Pomona hasta Oviedo.

"Una de las condiciones para la aplicación de ésta es que el pavimento debe estar en perfectas condiciones. La razón es que la pintura tiene un alto costo, y no podemos aplicarla en lugares que después van a ser intervenidos".

El segundo paso son las pinturas termoplásticas, que son otra forma de señalizar las vías, es aplicarle una lámina de este material antideslizante. Esto se haría en los principales vías de la ciudad, como la Regional, San Juan y la Oriental, donde aplique este tipo de pintura.

"En la pintura de plástico en frío la inversión será de unos 1.640 millones de pesos en una licitación que en mes y medio estará asignada, mientras que a la pintura conocida como termoplástica, tendrá otra inversión de 1.600 millones de pesos, pero esta se demora un poco más", afirmó Juan José.

Finalmente, la Secretaría de Tránsito y Transporte le pidió prudencia a los conductores de motocicletas cuando el asfalto esté húmedo, ya sea por la lluvia o por otras razones. "Es verdad que esta pintura cumple todas las normas, sin embargo si la velocidad es muy alta no servirá de nada. El principal consejo es prudencia, mucha prudencia", concluyó.

Fuente: http://www.elcolombiano.com/BancoCon...?CodSeccion=20