Estas Pueden ser algunas iniciativas para el Director del Fondo de Prevención Vial Francisco José Fernández,

Entrevista a Javier Rodríguez, presidente de Lucha Motera

Con motivo de la III Manifestación Nacional Motera, que se celebrará en Madrid el próximo sábado 8 de noviembre, hemos entrevistado a Javier Rodríguez, presidente de Lucha Motera y representante de Unidad Motera, para repasar la actualidad del mundo de las dos ruedas.
03/11/2008 16:18

P.- A pesar de que el número de motoristas fallecidos ha descendido más de un 20% en lo que va de año, la manifestación del próximo 8 de noviembre está más caldeada que nunca. ¿Es que no vamos por el buen camino?

R.- "Hay que analizar los verdaderos motivos de esta reducción de víctimas. Si atendemos a qué medidas en materia de Seguridad Vial hemos recibido durante este 2008, tan sólo es relevante la modificación del Código Penal al respecto de los delitos de Tráfico, porque de las 19 medidas priorizadas en el Plan de Motos de la DGT, la puesta en marcha de las nuevas pruebas para la obtención de permisos es vigente desde septiembre y ha sido en el mes de octubre cuando se ha iniciado su puesta en marcha efectiva.
Evidentemente esta medida, al igual que otras marcadas en el Plan, no suponen ayuda ninguna para los usuarios que ya disponían de sus permisos, y por tanto el perfil de riesgo que aparece en las estadísticas no se ha beneficiado del Plan de la DGT. Lo que sí nos afecta a todos es la puesta en marcha de medidas más agresivas contra la motocicleta, con políticas de control y sanción, o el encarecimiento de los vehículos con impuestos que no nos correspondería pagar y la persecución focalizada a los usuarios con motocicletas de 100 o más caballos.

Si permitimos que estas políticas se instauren como una solución válida a adoptar, el mundo de la motocicleta seguirá sufriendo la discriminación que por ejemplo ya se ha implantado como política válida en Francia, de modo que las administraciones seguirán culpando a los usuarios de los accidentes y sus consecuencias, mientras ellos siguen invirtiendo dinero y esfuerzos en cuestiones que no favorecen la seguridad de los usuarios vulnerables como los motoristas".

P.- De todas formas, hay una parte del problema que recae sobre los usuarios, ¿Cuáles son nuestros principales defectos como conductores?

R.- "Debemos ser conscientes del riesgo y comprender que somos muy vulnerables. Nuestro vehículo requiere de un tipo de conducción muy especial y requiere de anticipación y técnicas de conducción defensiva. Esto es, hay que saber leer el tráfico, la carretera y reaccionar correctamente. Si en todo ello no olvidamos que 'si sufrimos una caída nuestra carrocería es el cuerpo', la problemática es clara.

Hay que arriesgar lo mínimo y por supuesto ser muy conscientes que para la conducción de una motocicleta hay que estar al 100%, y llevar una equipación adecuada. Si hace tiempo que no coges una moto o quieres hacer una conducción deportiva, el circuito es el lugar adecuado para arriesgar o volver a 'ir fino' para disfrutar de tu moto".

P.- En los últimas semanas ha habido bastante polémica con unos guardarrailes de nueva generación mal colocados en Málaga, ¿Cómo se explica que ocurran cosas así?

R.- "Es algo muy habitual, y todo viene a cuento de la falta de formación de las empresas que ejecutan las obras, la incorrecta supervisión y recepción de las mismas, y sobre todo, la ausencia de normativas que obliguen a todas las administraciones con competencias en vías públicas a construirlas y mantenerlas asegurando que son seguras para todos los usuarios. Se suele construir y hacer kilómetros sin pensar que deben ser seguros…"

P.- ¿Cuáles son las causas de la crisis de ventas que sufre la industria motociclista en general?

R.- "Esa es una pregunta para los fabricantes. Obviamente, la reducción del poder adquisitivo y la incertidumbre tendrá mucho que ver, pero también los reajustes de un mercado que creció increíblemente y en el que el número de matriculaciones iba muy por delante del de los nuevos permisos".

P.- A alguien que no va en moto la restricción de la potencia por debajo de los 100 CV puede parecerle lógica e incluso necesaria, ¿Por qué el sector motero la rechaza de forma tan contundente?

R.- "Porque no tiene relación alguna con la siniestralidad de la motocicleta y la DGT sólo ha podido mostrar en sus estadísticas el reflejo del parque circulante que, obviamente, era el que tenía accidentes. Tanto en Francia (con peores cifras de siniestralidad que España y un parque menor), como en informes europeos, no se ha conseguido justificar ni relacionar la potencia con la siniestralidad. Por el contrario, si permitimos que esta sea la excusa para cargar contra un tipo concreto de usuarios, las administraciones primero sacarán de las carreteras a las motos de 100cv, luego a las de 70cv y así hasta que acaben con la moto porque 'es muy peligrosa y los moteros son unos locos'. No se puede permitir, ni se va a permitir, eso es todo".

P.- En Barcelona, por ejemplo, cada vez hay más motos, más restricciones para su circulación y menos plazas de aparcamiento, ¿cree que los ayuntamientos, sobre todo los de las grandes ciudades, comprenden realmente la problemática de las motos?

R.- "A los ayuntamientos les supone un gran alivio el que los usuarios cambien el coche por una moto, pero también les obliga a un esfuerzo para facilitar que se pueda circular en dos ruedas con las especiales características de estos vehículos. Creo sin embargo que los ayuntamientos están tomando iniciativas para seguir favoreciendo la elección de las dos ruedas para aquellos usuarios que deciden usar un medio de transporte particular.

La asignatura pendiente es entender que la ciudad es un medio común donde todos los usuarios comparten el espacio y donde se debe favorecer políticas de información y convivencia entre los usuarios de distintos modos de transporte. La ciudad debe ser un lugar integrador y de educación para todos los conductores que están compartiendo un medio común y finito como son las calles de nuestras ciudades. Antes que seguir incidiendo en políticas sancionadoras y represivas, deberían potenciar las políticas educativas".

P.- La DGT parece más empeñada en dificultar el acceso a la moto que en hacer más segura su conducción. ¿Qué medidas habría que tomar para mejorar la seguridad de los motoristas que ya circulan?

"Desde Unidad Motera, se priorizaron estas medidas a tomar en el corto plazo, en cinco puntos muy concretos, y de los que se hicieron eco los partidos políticos en las anteriores elecciones generales. Estos son:

1.- Campaña real de mejora de infraestructuras para motoristas.


- El inmediato cumplimiento de la circular 18/2004 que obliga a que no se instale ni un metro más de guardarraíles asesinos, sin protección por doble bionda SPM, en los puntos señalados por dicha norma. Establecer para ello unos parámetros consensuados de auditoría para toda la red viaria de España, de modo que equipos independientes puedan inspeccionar las vías emitiendo informe del estado y recomendaciones de mejora para incorporar la seguridad vial de todos los usuarios, como un concepto permanente en el diseño de la obra civil en España.

Conforme al artículo 149 punto 21 de la Constitución Española, 'el Estado tiene competencias exclusivas en materia de circulación de vehículos a motor y tráfico', con lo que al realizarse la transferencia de estas competencias a otras administraciones, cuando menos debiera hacerse exigiendo unos mínimos en cuanto a normativa infraestructuras y seguridad vial suscribiéndose a la normativa estatal para asegurar el vacío en el que ahora nos encontramos y que perjudica gravemente a los usuarios.

- Supresión inmediata de los puntos negros registrados, asegurando además de forma efectiva los equipos de conservación y mantenimiento que detecten y reparen en el menor tiempo posible los desperfectos que sucedan fruto del paso del tiempo o de un accidente, antes de que éste se produzca.

2.- Reducción del tiempo de atención a accidentados.

La primera media hora tiene una importancia decisiva para salvar vidas y el tiempo medio para la asistencia rápida en España es de los peores de Europa. La implantación inmediata de esta medida estableciendo equipos sanitarios y de rescate en bases cercanas a los tramos de alta concentración de accidentes, reduciría el número de víctimas. Algunos países europeos, como Alemania, Gran Bretaña o Dinamarca han adoptado incluso una legislación en la que se fija un tiempo mínimo de asistencia para los heridos, que en el caso alemán se fija en doce minutos, en el Reino Unido en ocho y en Dinamarca en cinco.

3.- Reducción del IVA que graba los equipos de protección de los motociclistas.

Al tratarse de equipos de seguridad, la reducción de su precio supondría un incentivo a la mejora de la equipación de los motoristas. Basta decir que aún estamos esperando la resolución de la consulta que al respecto de esta reducción de impuestos en los cascos se iba a hacer a la CEE tras aprobarse en el Congreso de los Diputados en febrero de 2006.

Resulta asimismo paradójico que se permita la venta de cascos no seguros mientras que se sugiere sancionar a los usuarios que los utilicen. Este tipo de equipos suelen resultar muy económicos aunque claramente poco seguros. Promover mediante ayudas por parte de las administraciones, la investigación de elementos de seguridad activa y pasiva para conductores de vehículos de 2 ruedas.

4.- Promoción mediante información y ayudas a los usuarios para potenciar su formación práctica.

- Promover, junto a las marcas, fabricantes e importadores del sector, la organización de cursos de conducción segura realizando campañas 'de pacificación' inteligentes, serias y eficaces, que ni criminalicen a la moto ni a los moteros, y que presenten a los moteros la necesidad de practicar una conducción que favorezca su seguridad vial.

- Promover que los circuitos que reciben ayudas presupuestarias de la administración realicen actividades formativas en el mismo sentido y la creación de circuitos regionales destinados a la práctica formativa de los motociclistas

5.- Difusión inmediara de campañas de concienciación acerca de las especiales características de las motocicletas en el tráfico.

-Tomar de una vez responsabilidad ante el ejemplo de campañas como la británica "Think", favoreciendo el conocimiento y por tanto la convivencia de los distintos usuarios que comparten la vía. Evitar con ello la interesada confrontación entre colectivos de usuarios para eludir la responsabilidad que la administración tiene en la gestión del tráfico para una mayor seguridad vial.

(Xavi Fernández de Castro. Barcelona)