PDA

Ver la Versión Completa : Las pruebas del porqué el cambio de las licencias de conducción debe ser gratis



Wilkinson
13-ene-2014, 13:25
Los congresistas Carlos Alberto Baena López y Gloria Stella Díaz Ortiz señalaron que hay pruebas suficientes para que el cambio de licencias de conducción sea gratis.


Ley 1383 de 2010, en su artículo 4, ordenó expresamente la gratuidad del cambio de las licencias de conducción y determinó las fuentes de financiación para garantizar el no cobro.

Tres Sentencias de la Corte Constitucional ratifican que el cambio de las licencias de conducción debe ser efectuado con cargo al Estado y no a los conductores. (Sentencia C-780-2003, Sentencia C-925-2006 y la Sentencia C321-2009)

Dos fallos de Tribunales Administrativos, el de Santander y el del Valle, ordenan esa gratuidad en los municipios de El Socorro (noviembre 1 de 2013) y de Buga (diciembre 4 de 2013), respectivamente.

En el mismo sentido existen providencias en firme de jueces de la República en los municipios de Jamundí (8 de noviembre de 2013) y Pradera (19 de noviembre de 2013), Valle.

El Ministerio Público, en concepto de la Defensoría del Pueblo, de fecha 10 de diciembre de 2013, ratifica el deber del Gobierno de sustituir gratuitamente las licencias. También la Contraloría General de la República confirma la obligación de sustituir gratuitamente y señala cómo a pesar de que en 2012 el Ministerio tenía guardados más de 193 mil millones de pesos para ese fin, esos recursos con destinación específica no han sido invertidos para cumplir con la ley.


Los congresistas Carlos Alberto Baena López y Gloria Stella Díaz Ortiz también enumeran las 5 razones por las cuales el Ministerio de Transporte no quiere cumplir la ley ni acatar las Sentencias de la Corte Constitucional y los fallos judiciales que disponen la gratuidad.


Pretende cobrarle a 12 millones de colombianos 1.3 billones de pesos para beneficiar especialmente a particulares, como son los Centros de Reconocimiento de Conductores, el RUNT, concesionarios contratados para la expedición de licencias de conducción, y también a organismos de tránsito y al propio Ministerio de Transporte.

Quiere sin sustento legal imponer un plazo a 4 millones de conductores que portan licencias de categorías 4, 5, 6, C1, C2, y C3 para que renueven sus pases, cuando tienen derecho a la sustitución gratuita, ya que éstos han tenido incorporado el permiso para conducir el servicio particular y de acuerdo con las leyes, ésta última autorización no ha vencido.

Busca cobrarles los exámenes médicos a cerca de 5 millones 200 mil colombianos que estarían exentos de practicárselos si se implementara ya la sustitución gratuita.

Está obligando ilegalmente a recategorizar licencias que tienen ya incluida la modalidad de servicio particular, imponiendo cobros adicionales a los ciudadanos por ese concepto.

Da por hecho que sus directrices están por encima de la Ley, de la Jurisprudencia y de los fallos judiciales que han ordenado la sustitución gratuita.