PDA

Ver la Versión Completa : Mensaje a Ingrid Betancourt



Wilkinson
19-jul-2008, 16:51
Amigos me la enviaron la lei y creo que de cualquier manera tienen razon.


Para Ingrid Betancourt

Veamos, señora Betancourt, me dirijo a usted para decirle que si, que nos alegramos por su rescate y ví a la Dra Puppy (mi esposa) chillar como una niña al ver a su señora madre rodilla en tierra rezando y dando gracias a Dios por su libertad, vale, se le acepta y se le felicita… de corazón….

Lo que no le acepto ni a usted ni a su familia son esas ínfulas de europeos, producto del fortuito matrimonio suyo con su ex señor francés, de no ser por eso, usted sería una colombiana más, igual a la señora madre del Capitán Guevara… si, la madre de ese mismo mártir de nuestra patria que se murió secuestrado en la selva, condenado por cumplir con su deber, esa noble señora a la que le toca subirse a un bus urbano exponiéndose a que la apuñalen por robarle el marco de la fotografía de su hijo muerto y que sigue secuestrado…

Sabemos que usted era secuestrada estrato 6, no producto de su importancia política, que con los meses fue decayendo, usted era una secuestrada estrato 6 gracias a Francia y gracias a su señora madre.

Francia no le salvó la vida, usted fue salvada por un pequeño grupo de 'patirrajados', algunos de ellos que juraron dar su vida al ejercito o a la policía de Colombia, dar la vida, no por usted, por todos nosotros, esos héroes anónimos, los que la acompañaron y apoyaron durante su secuestro y los de la inteligencia militar, si señora, esos que en algún momento juraron ante Dios y la Patria defender las instituciones y a Colombia con su propia vida si fuera necesario y que además lo cumplieron.

Mire señora Betancourt, su mamá en medio de su desespero, maltrató a este país al decir que esperaba más de las farc que de su patria, esa señora que se dedicó, apalancada en su doble nacionalidad, a dejar por el piso europeo el buen nombre de Colombia, esa señora adinerada y de la alta sociedad quien siempre culpó al gobierno de su secuestro, no señora, a usted no la secuestró el gobierno como creen los cocainómanos europeps, la secuestraron sus proveedores de coca, los terroristas de las Farc.

Si, señora, Uribe no merece las disculpas de su 'mamita querida', las merecemos los colombianos que de una u otra manera trabajamos todos los días para que este país no se hunda más de donde la gente de su clase económica y social lo han hundido…

Y no, no soy de izquierda ni mucho menos, soy uno más, uno que se levanta enfermo a trabajar duro para poder pagar los servicios públicos y el colegio de su hija, un colombiano que conoce los Campos Eliseos gracias a las transmisiones gratuitas de televisión del Tour de Francia, un colombiano que debe ahorrar todo un año para poder pasar tres días en un Hotel pequeño en Cartagena, no un colombiano, que como su familia, se mantienen en hoteles 5 estrellas y apartamentos elegantes fuera del país.

Escuchar hablar a su hermana y a sus hijos de justicia social en Colombia , desde una costosa heladería a orillas del Rio Sena, recién 'apeados' de los 200 caballos de potencia de un lujoso Citröen no es creíble.

Le repito, me alegra que haya salido de ese secuestro, la libertad es un derecho de todos, no solo de las familias con apellidos y dinero como la suya, pero a un ex soldado como yo le duele mucho ver como usted que proclama la libertad y la igualdad se sube a un lujoso avión, cruza el Atlántico y desde el blindaje de los micrófonos en Europa empieza a decir que se va a quedar allá por seguridad, mientras los verdaderos héroes de esta patria, llegan después del secuestro a sus casas de interés social y a medio terminar, intentando recuperar sus familias, a sus amigos y a buscar el dinero para pagar los servicios y lo del almuerzo en la tienda de la esquina.

La reto a que hable de igualdad social y política aquí, en su patria(que al parecer no lo es tanto), esa que, según sus palabras no la salvó del secuestro, porque según usted fue Francia, cuando ni siquiera sabían de la operación Jaque, cuando hay indicios que pagaron por usted y la convirtieron en esa estrella fulgurante, hable aquí en esta patria que se debate entre la vida y la muerte y que llora la muerte infame del capitán Guevara, de lo contrario, no venga, quédese en la seguridad de sus apartamentos lujosos en Europa y láncese a la política allá, hágale competencia a Sarkozy y espero verla algún día como presidenta del parlamento europeo, hasta presidenta de Francia, pero no cuente con los colombianos 'de a pie', que nosotros estamos aquí trabajando muy duro por este país, no señora no se vaya a confundir, yo detesto a las farc a los paramilitares y a los corruptos por igual, esos terroristas que nos han hecho daño, respeto profundamente las instituciones en Colombia, a pesar de los problemas de corrupción, producto de gente tanto o más ambiciosa que su familia, que le rezaron al que fuese con tal de obtener sus objetivos.

No venga a nuestra marcha señora Betancourt, tranquilamente quédese allá, aquí marcharemos con el alma a flote pidiendo por la libertad de los otros secuestrados, los colombianos de a pie, esos que sacan fiado el aceite en la tienda de la esquina para poder fritar una salchicha a la hora del almuerzo, esos que juraron defender la patria y en cumplimiento de su deber han dado su vida en la selva para que nosotros podamos ver televisión…

La marcha del 20 de Julio no la necesita, esta marcha necesita valor, esperanza y fuerza, tranquila señora, descanse que bien merecido lo tiene, quédese por allá cuidando a su señora madre, quien la necesita más que nosotros.

Luchiani
21-jul-2008, 23:33
como diria el cuento me adiero

MizukiGS
31-jul-2008, 00:56
Me conmovió profundamente observar hace unos días el testimonio televisivo de un agente de la Policía Nacional (hoy ex-agente gracias a que después de su liberación la institución decidió retirarlo del servicio); dicho uniformado, afrodescendiente, quien estuvo secuestrado 3 años por las FARC, llorando le suplicaba a sus superiores a través del espacio que le dieron en el noticiero, que por favor reconsideraran la decisión y no lo echaran de su puesto. La nota luego cambiaba a una entrevista con el director de la Policía Nacional quien a su vez descargaba esa decisión no en ellos (la dirección de la Policía) sino en la dirección de Sanidad de la Policía que había encontrado sicológicamente inhábil al agente para continuar siendo parte de la institución.

La verdad es muy triste saber que hasta en la mitad de la selva y en situaciones tan injustas como un secuestro, exista la diferencia de clases y los estratos. Sin dejar de alegrarse por lo positivo del éxito de la operación Jaque, da gran tristeza saber que luego de salir de esa terrible experiencia, a las víctimas de ese flagelo les esperan distintos destinos (afortunados o no) dependiendo de su extracción social, raza, etc.

Y también muy triste saber que mientras Ingrid se repone de su fatídica experiencia en alguna isla paradisíaca de la polinesia Francesa, el pobre ex-agente entra a ser un desempleado más de las estadísticas del gobierno y en el mejor de los casos uniéndose al rebusque para darle de comer a su familia que lo esperó pacientemente por tres largos años, sin voz en los medios y sin ayuda de ningún gobierno internacional... muy triste.