El computador de Reyes maúlla, pruebas felinas contra las Farc

En uno de los computadores incautados descubren foto de Raúl Reyes con el gato que mordió al niño en Santander de Quilichao.



Según fuentes oficiales, en uno de los indestructibles computadores de Raúl Reyes, se encontraron fotografías que vincularían al felino que atacó a cuatro niños en Santander de Quilichao con las FARC.

Para la Fiscalía, 'El gato terrorista era el encargado de probar la calidad del uranio que tenía la guerrilla cerca de Bogotá, lo cual le ocasionó la rabia cuando se dio cuenta que el material era empobrecido'.

El narcouranioterrorista gato, viajaba clandestinamente a Ecuador, para reunirse con el Presidente Correa, pero en Santander de Quilichao fue interceptado por un grupo de niños, quienes al darse cuenta del personaje intentaron capturarlo para matarlo, cortarle una garra y cobrar la recompensa. Sin embargo, el felino (con botas machita) logró escapar dando muerte a uno de los ingenuos seguidores de la seguridad democrática.

Por otra parte, 'Hintelijencia' militar está tratando de establecer la responsabilidad del gato y las FARC con la pérdida del partido de fútbol de la selección Colombia ante Honduras, y las crisis por las que atraviesa el Junior de Barranquilla y el Nacional de Medellín, puesto que el juego de los oncenos futbolísticos está empobrecido, al igual que el material radioactivo de la guerrilla.

Ante las pruebas encontradas en el computador, el Gobierno ha anunciado una recompensa de 5000 millones de pesos a quien ofrezca información sobre la ubicación del animal, eso sí, aclaran, que este monto es por todas las siete vidas, pues de lo contrario la recompensa aumentaría a 35.000 millones y el Ministerio de Defensa tendría que declararse en quiebra.

Según información del DAS e INTERPOL, el minino terrorista ha cambiado su aspecto para salir en varias oportunidades del país. Una de ella para reunirse con Osama Ben Laden y recibir instrucción sobre la fabricación de minas quiebrarratas, lo que tiene muy preocupados a funcionarios del alto gobierno y a la gran mayoría del Congreso de la República.

La intelectual, periodista, socióloga, economista, sicóloga, politóloga, historiadora, investigadora, científica social, astrologa, clarividente y funcionaria de la oficina de prensa de la Casa de Nariño, Claudia Gurissati, logró entrevistar a varias ratas de la red de informantes que aseguran que el gato sí es de las FARC; lo que según la elegante comunicadora, demostraría que la guerrilla no tiene voluntad de paz.

El asesor presidencial, José Obdulio Gaviria, aseguró, que aunque él no es responsable, las Águilas Negras han declarado objetivo militar a todos los gatos que se encuentren cerca de niños. De la misma manera, el Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, explicó que en colegios y universidades se investigarán a todas las niñas que usen cuadernos de la marca 'Hello Kitty' por considerarse propaganda alusiva a las FARC.

Se sabe por fuentes humanas y caninas que el gato terrorista cuenta con cédula felina venezolana proporcionada por el Ministro Rodriguez Chasin de quien se dice además que es el encargado de adiestrar y lidiar con diferentes tipos de ANIMALES.

El Comando Sur de los Estados Unidos ya actuó para contrarrestar la nueva modalidad de los terroristas de las FARC y en el marco de las operaciones del Plan Patriota envió a un escuadrón de caninos a las selvas del país. Según declaraciones de un campesino de la zona, 'Se sabe que estos perros cayeron en un campo minado y hay uno que tiene jodida una pata.' La versión no ha sido confirmada por fuentes oficiales pero periodistas lograron conseguir una fotografía del animal, que como se puede ver tiene jodida la pata.

Las autoridades investigan el alcance de las versiones que hablan sobre la supuesta relación sentimental entre el felino y Rodrigo Granda y de los reclamos por inasistencia alimentaria por parte del mal llamado canciller de las farc.

Roberto Carlos, el cantante brasilero ha sido requerido por la Fiscalía General, para que rinda versión libre y espontánea, que dé explicación de la relación clandestina de este narcoterrorista felino con el gato que está triste y azul.

La empresa vinicola chilena Gato Negro afirma no tener ningun vínculo con grupos terroristas.