Bueno, yo soy un entusiasta de los viajes cortos. No me quedo en un lugar más de tres días. Sin embargo, hace unos meses hice el "viaje" más corto de mi vida el cual fue uno de los mejores.
Solo estuve en Madrid un día, mientras buscaba vuelos baratos para ir a Londres a encontrarme con mi hermano, así que tuve que mirar lo más que pude en poco tiempo. Sin embargo, la ciudad superó mis expectativas. Tiene algo para todos, plazas donde uno puede sentarse y disfrutar de una sangría con tapas, una gran cantidad de restaurantes, y tiendas para todos los gustos.
Lo que más me encantó fue el Palacio Real y también el Museo del Prado .
Conocí a un chico canadiense que estaba viajando por el mundo hacía ya diez meses, desde que terminó la escuela militar . Ya había visitado Asia y ahora estaba conociendo Europa, y se quedó en Madrid trabajando en una cervecería, con el objetivo de juntar dinero para ir a aprender francés en un sejour linguistique en Suisse . Me quedé impresionado con este chico que andaba viajando por el mundo, sin fecha para volver a casa, estudiando y trabajando. Quizás intente una variante de ese estilo de vida algún día. Algo así como "Easy Rider" pero sin tanta cosa "gringa"